La pintura adecuada para tu baño

Pintura adecuada para tu baño naranja

Una ducha puede proporcionar un entorno difícil para que la pintura funcione tan bien como nos gustaría que lo hiciera. Aunque un medio baño sin bañera se puede tratar como cualquier otra habitación, esto no aplica para uno completo. Por lo que en este artículo podrás identificar la pintura adecuada para tu baño.

Puntos a considerar

La mayoría de las veces, querrás usar una pintura que no sea plana, solo para tener más capacidad de lavado, en estos casos puedes utilizar un recubrimiento acrílico. Éste podría ser muy brillante u opaco como una cáscara de huevo. Esto dependería más de las preferencias personales que de las exigencias ambientales.

En la regadera, el vapor y las salpicaduras que la acompañan crean un ambiente mucho más severo para lidiar un recubrimiento. Incluso con un ventilador de techo, muchos baños permanecen relativamente húmedos una buena parte del tiempo. Esto puede crear el lugar perfecto para que prospere el moho y los hongos.

Al pintar, ten en cuenta que si no se permite el secado por completo antes de usar la ducha, puede desarrollarse una situación en la que la resina (la parte de la pintura que se endurece y mantiene los pigmentos en su lugar) permanezca blanda y salga del revestimiento cada vez que el baño se llene de vapor.

Esto puede aparecer como manchas brillantes o manchas pegajosas al tacto. En casos extremos, toda la pared puede sentirse pegajosa después de usar la ducha. Para evitar que esto suceda, te brindamos estos pasos al preparar y aplicar una pintura adecuada para tu baño.

una pintura adecuada para tu baño verde

Preparación

Si estás pintando un baño nuevo por primera vez, imprime el panel de yeso resistente al agua con una imprimación 100% acrílica y deja que se seque por completo.

Esto puede tardar hasta 12 horas. Si estás repintando un baño tratado con pintura al óleo, lava las paredes con una solución suave de blanqueador y detergente (sin amoniaco ya que esto producirá un gas tóxico) y deja secar por completo.

Luego, lija ligeramente la pintura vieja para opacarla y elimina el polvo que se haya secado en la capa anterior. Limpia las paredes con una esponja húmeda y deja secar. Aplica una capa de imprimación a base de aceite y deja secar durante la noche.

Si estás repintando un baño previamente pintado con látex o pintura acrílica, siga las instrucciones del párrafo anterior, excepto que no necesitarás imprimar.

Las mejores opciones

La mejor opción de una pintura adecuada para tu baño, es utilizar una a base de aceite, ya que es más dura y no es susceptible al sangrado de resina por el exceso de humedad. Se requieren dos capas si se trata de un trabajo nuevo, incluso sobre la imprimación. Si una capa se ve bien sobre tu baño previamente pintado, puedes detenerte ahí.

La segunda mejor opción es una pintura acrílica de primera calidad diseñada para usarse en baños con posibles problemas de humedad. Este revestimiento debe ser resistente a la humedad y, por tanto, al sangrado de resina. También debe tener buena resistencia al moho y hongos. 

Ahora ya conoces los puntos importantes que debes de considerar para utilizar una pintura adecuada para tu baño y cómo aplicarla si tienes que repintar. Si conoces otro tipo de pintura que se puede utilizar, no dudes en comentarlo. También puede interesarte este artículo.