Categorías
Pintura y más

Materiales que se pintan con pintura vinílica

Los productos de vinilo y PVC deben limpiarse antes de pintarlos, y hay varios factores que hay que tener en cuenta para elegir la pintura y el color adecuados.

Primero la limpieza:

  •  Lava a presión con cuidado, para evitar forzar el agua detrás del revestimiento. También se puede lavar a mano con agua y jabón.
  •  Limpia las zonas con moho con un limpiador con lejía
  • Aclara bien: los residuos de jabón y lejía afectarán a la adherencia.
  • No pintes hasta que esté completamente seco.

Hay tres consideraciones importantes a la hora de elegir la pintura. En primer lugar, el vinilo y el PVC pueden deformarse si se calientan demasiado, por lo que hay que elegir una pintura con un alto valor de reflexión de la luz (LRV, que suele aparecer en las fichas de pintura y en las etiquetas de las latas). Cuanto más alto sea el LRV, más luz se reflejará, lo que significa menos calor y menos deformación.

En segundo lugar, y por la misma razón, es mejor evitar un nuevo color que sea más oscuro que el original. Elija tonos que sean del mismo tono o más claros.

En tercer lugar, los revestimientos de vinilo y PVC se expanden y contraen con los cambios de temperatura, por lo que los paneles están diseñados para solaparse sin problemas. Esto permite que se deslicen hacia arriba y hacia abajo unos sobre otros. Sin embargo, si la pintura se realiza cuando hace mucho calor, pueden aparecer finas franjas del color original. La solución es pintar en días frescos y cuando el cielo esté nublado o el sol esté en el otro lado de la casa. No pintes bajo la luz directa del sol.

Pintura vinil

Por último, utilice una pintura vinílica precio de alta calidad con una base de agua/uretano. Los acrílicos se adhieren mejor a la superficie lisa y no porosa del vinilo y el PVC. No es necesario aplicar una imprimación.

Pintar hormigón y placas de cemento

El calor no es el mismo problema con estos materiales, aunque la humedad puede serlo porque son porosos. De nuevo, el proceso básico es limpiar, preparar y pintar, utilizando productos diseñados para la mampostería.

  • En el interior, limpia la pintura vieja con rasquetas y cepillos, y aspire todas las superficies para eliminar el polvo. Lave a mano con agua y jabón.
  • En el exterior, el lavado a presión puede encargarse de ambos pasos.
  • Limpia las manchas de aceite y grasa con fosfato trisódico.
  • Acláralo bien y deja que se seque por completo, al menos durante dos días.
  • Parcha las grietas, astillas, etc. con material de parcheo de cemento, y déjelo curar y secar completamente. (Siga las instrucciones de la lata).
  • Imprime con un sellador/imprimador de mampostería. De nuevo, déjelo secar completamente. Las zonas parcheadas pueden necesitar una segunda capa.
  • Utiliza una pintura acrílica de alta calidad.
  • Aplica 2 o 3 capas finas en lugar de una capa gruesa, y deje que cada capa se seque completamente antes de aplicar la siguiente. (Siga las instrucciones del bote).
  • En una situación de mucha humedad, es posible que quieras aplicar un sellador de pintura como capa final. Elije uno que esté hecho para combinar con la pintura que ha utilizado.

El toque final

Pintura rosa

Tanto en el caso del vinil/PVC como en el del hormigón/cemento, un rodillo puede agilizar el proceso, pero es posible que quieras cepillar la pintura para conseguir el mejor aspecto de la superficie. Utiliza una brocha de 3 a 4 pulgadas hecha para pinturas de látex/acrílicas y trabaja rápidamente, antes de que la pintura empiece a secarse. El resultado final será un acabado atractivo y duradero.

Leer también: Paredes blancas lo mas moderno del 2022