Categorías
Pintura y más

5 excelentes colores para salas pequeñas

Elegir un color de pintura no es sencillo y, cuando se trata de salas pequeñas, esta tarea es aún más complicada. No obstante, este trabajo puede resultar una experiencia emocionante, especialmente cuando hay pocos metros cuadrados.

Si bien sabes el hecho indiscutible de que los tonos claros y neutros abren un espacio, una parte de ti quiere caminar por el lado salvaje y experimentar con azules oscuros, verdes y tal vez incluso negro. Así que, una vez que consideres optar por otro tipo de tonos para tu casa, aprovecha las ofertas de pinturas en el buen fin y compra sabiamente eligiendo de acuerdo a tu mobiliario y tu personalidad.

Si nos permites ayudarte, aquí elegimos cinco colores que cubren el espectro de claro a oscuro y te mostramos cómo cada uno de estos colores tiene la capacidad de transformar una pequeña sala.

el blanco es perfecto para las salas

1. Blanco puro

El blanco puro, por extraño que parezca, en realidad no se usa tanto como se piensa. Algunos blancos reflejan tonos de azul, algunos son rosas, algunos son verdes, pero esto es simplemente blanco en su forma más pura, sin ningún tinte.

Sin embargo, no es rígido ni clínicamente estéril; el esquema completamente blanco, de hecho, se suma a su apariencia fresca y aireada. El blanco refleja la luz, haciendo desaparecer las paredes y los límites, por lo que un espacio pequeño parece más grande.

Pinta tus paredes de blanco y luego déjate mimar con las infinitas posibilidades a la hora de elegir muebles y tapizados.

2. Crema pura

Un crema perfectamente neutro (sin matices amarillos), es el color preferido para la mayoría de los propietarios. Este color mantiene las salas abiertas y luminosas, y se ve hermoso junto con las maderas duras y otros materiales naturales.

El crema se considera “seguro”, ya que es el telón de fondo perfecto para cualquier otro color y cualquier decoración. Colócalo en capas con diferentes tonos de crema.

3. Gris oscuro para salas pequeñas

Sé valiente y oscurece los espacios pequeños; te sorprenderás gratamente al descubrir que un color oscuro puede agregar profundidad al disolver los bordes de una habitación pequeña. El gris es nítido y suave, pero acogedor y elegante. Combínalo con molduras blancas nítidas y muebles brillantes para un poco de relieve de color.

Contrariamente a su reputación como un color suave y sin emociones, el gris oscuro puede ser una especie de camaleón. Mézclalo con patrones y toques de color para una apariencia ecléctica o deja que se apodere de todo el espacio para una estética elegante y sofisticada.

4. Amarillo brillante

Un amarillo suave puede iluminar infinitamente una sala aburrida. El amarillo es un color cálido y versátil que puede lucir genial con otros tonos de su propia familia, o con colores contrastantes como el rojo.

El amarillo es un sustituto más emocionante para aquellos que piensan que los blancos y las cremas son aburridos. Además, funciona a la perfección tanto en entornos clásicos como contemporáneos.

5. Índigo para salas pequeñas

El rival más cercano al gris sería el índigo: es oscuro de diseñador, temperamental y sensual. Hace que un espacio pequeño se sienta acogedor, envolviéndote en su calidez.

Los tonos oscuros en las paredes actúan como un gran fondo para montar obras de arte; ilumina toda tu habitación de azul oscuro con un techo blanco, siendo la moldura una ventaja añadida.

No tengas miedo de utilizar obras de arte de gran tamaño en espacios reducidos. Hace que el espacio parezca más grande de lo que realmente es. Y bueno, no queremos interrumpir más, esperamos que estos consejos sean de gran ayuda.

También te puede interesar: Los mejores tips para pintar tu casa