El esquema de color perfecto en tu casa

Pintura rosa

¡No hace falta decir que todo el mundo sueña con decorar su casa según su propia estética!

De hecho, es una de las fases más emocionantes de la vida y, si bien puedes pasar por varias ideas para decorar tu espacio, una de las formas de hacerlo es finalizando un esquema de color.

¡Este artículo habla sobre cómo elegir la paleta de colores perfecta!

Aunque hay varias formas de finalizar las paletas de colores, es extremadamente esencial reducir el esquema de color perfecto.

La paleta de colores final debe, en primer lugar, hablar de tu estilo y, en segundo lugar, debe estar sincronizada con los interiores de tu hogar.

Entonces, exploremos cómo finalizar y diseñar el esquema de color perfecto para tu casa.

Elige un color del patrón más grande en tu casa

Si ya tienes la mayoría de tus muebles y artículos de decoración en tu lugar y buscas sincronizar el espacio con una paleta de colores, entonces te recomendamos buscar ideas en Pinterest para que te inspires.

Por ejemplo: si tienes un centro de mesa rojo con algunos elementos decorativos de bronce audaces, busca tonos que se inclinen hacia los neutros y los beiges.

Además, no olvides obtener una cubeta pintura vinílica para comenzar con esta tarea. También puedes adquirir cinta de pintor, una escalera si tienes mucha altura en tu casa y brochas de calidad.

Deja que la rueda de colores te guíe

Si estás finalizando un esquema de color, una de las formas de diseñar tu decoración es dejar que la rueda de colores te guíe.

Los colores que están uno al lado del otro se conocen como colores análogos y se combinan maravillosamente entre sí para crear una apariencia perfecta.

Los colores análogos azul y verde crean un ambiente sereno que es relajante para la vista.

Son perfectos para el dormitorio y los espacios privados del jardín.

Del mismo modo, los tonos análogos como el rojo, el naranja y el amarillo son más vibrantes y son perfectos para un techo solar o una sala de estar.

Los colores que son opuestos entre sí se conocen como tonos contrastantes y se complementan maravillosamente entre sí.

Al elegir una paleta de colores contrastantes, puedes combinar una habitación naranja con acentos azules o elegir decorar una habitación con paredes lavanda y elementos decorativos amarillos.

Cuando estás finalizando una paleta de colores, una forma de avanzar es elegir una paleta de colores análoga o elegir los tonos contrastantes para tu casa.

El esquema de color perfecto en tu casa

Juega con los degradados en tu casa

Una vez que hayas reducido a cero los tonos de color, puedes jugar con tus degradados para crear una paleta única.

Nos encantan los colores que resaltan pero que se integran a la perfección en la decoración.

Visualiza el esquema de color en tu casa

Esto puede parecer extremadamente obvio, pero mientras diseñas tu paleta de colores y te encanta el esquema de colores que has desarrollado para tu casa, es muy importante detenerte y visualizar el esquema de colores.

También ayuda a visualizar los cambios con una nueva perspectiva y, muchas veces, también es mejor buscar opiniones neutrales.

Incluye tonos neutros para darle profundidad

Nuestro consejo final para diseñar el esquema de color perfecto para tu casa es agregar siempre un par de tonos neutros como negro, beige, blanco, etc. a tu paleta de colores.

¡Incluir tonos neutros agrega profundidad y ayuda a equilibrar el esquema de color!

¡Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a diseñar tu paleta de colores definitiva!

También te puede interesar: Ideas de pintura para refrescar tu espacio