Categorías
Pintura y más

Aprende a pintar las puertas del interior de tu casa

¿Te estás preparando para pintar tus puertas interiores? Con esta información lograrás un trabajo como todo un profesional. Solo toma nota y sigue estos consejos. Si estás buscando los tonos adecuados para tu casa, te recomendamos revisar la paleta de colores para interiores.

Prepara el área de trabajo

No es necesario quitar las puertas interiores de sus bisagras, así que simplemente coloca plástico o un periódico debajo de la puerta para recoger las gotas. Quita las cerraduras de las puertas y colócalos en un lugar seguro.

Usa un papel de lija de grado medio o fino para que la puerta se vea y se sienta lo más suave posible. La pintura se adherirá mejor si sigues esta recomendación.

Prepara tus materiales

Si estás pintando una puerta plana sin paneles ni molduras, te recomendamos que elijas una brocha de 10 cm o un rodillo pequeño. ¿Pintar puertas con paneles? Necesitarás una brocha de 5 cm. Recuerda que es muy importante tener puesta una ropa vieja para este trabajo.

Humedece la superficie

Utiliza un paño o una esponja para humedecer ligeramente (no empapar) la superficie de la puerta. Este truco ayudará a aumentar el tiempo que tarda la pintura en secarse, dándote más oportunidad para aplicarla y reduciendo las marcas de pincel.

Aplica la imprimación

Usar una imprimación de buena calidad ayudará a que la pintura se deslice mejor en una manera. Aplica una capa de imprimación adecuada para superficies de madera y déjala secar. Puedes consultar varias instrucciones de secado que están disponibles en internet, en caso de que no estés seguro de cuánto tarda.

Empieza a pintar

Aplica la pintura en trazos amplios y uniformes sobre la superficie de la puerta. Evita pasar la brocha sobre superficies ya pintadas; esto te ayudará a crear un acabado uniforme. Te recomendamos aplicar dos capas, dejando que la pintura se seque completamente entre cada capa.

Una vez que la puerta esté pintada y seca, coloca las cerraduras o perillas que hayas quitado. Después podrás admirar tu nueva obra de arte. Es importante tener ventilada el área que vas a pintar, y si tienes niños pequeños o mascotas, procura que no estén en la zona.

También te puede interesar la siguiente información: Renueva las habitaciones de tus hijos