Categorías
Decoración

Preparativos para pintar el exterior de tu casa

¿El aspecto de tu vivienda se comienza a ver deteriorada? ¿El color se ha ido degradando y decolorando? Entonces es posible que sea el momento adecuado de dar un cambio de estilo al exterior de tu casa, arreglar los desperfectos al aplicar un poco de pintura nueva en el exterior.

Incluso un pequeño cambio de color puede darle una nueva apariencia a tu hogar.

El tomar un tiempo para pintar las paredes externas no solo mejoraran el aspecto, sino que también te ayudará a prevenir daños causados por el clima. Ya sea por el frio del invierno o por el intenso sol del verano, el uso de una pintura de calidad para proteger tu patrimonio y tu hogar es fundamental.

En el mundo de la pintura, hay varios accesorios para pintar que te pueden ser útiles para esta tarea, sin mencionar toda una amplia gama de colores que están diseñados para poder proteger el exterior de tu casa contra la intemperie. Desde colores neutrales, claros, vividos a oscuros, es importante encontrar el color que vaya con tu hogar.

Toma en cuenta todos estos elementos antes de comenzar esta labor de pintar para evitar sufrir accidentes y prevenir el desperdicio de materiales.

La seguridad primero

Cuando queremos pintar una pared exterior es posible que necesites de algunos accesorios para pintar básicos como lo es una escalera para apoyarse en la pared o un andamio.

Preferentemente es mejor montar andamios ya que nos dan mayor seguridad y nos permite avanzar más uniformemente los tramos de pared sin tener que estar moviendo mucho el área.

Cando usas una escalera que requiere que se apoye en algún lugar, colócala lejos de la base de la casa dependiendo de la altura total del muro. En una zona que no sea resbaladiza o utiliza algunos elementos para asegurarla bien.

Asegúrate de que está en un terreno firme y plano. Verifica antes de subir en ella que no se incline hacia ningún lado.

Si usas una escalera, que alguien te ayude sosteniendo la misma y mantén el centro de gravedad equilibrado. Procura tener calzado adecuado para evitar algún paso resbaloso y evitar un accidente.

Nunca te inclines o extiendas más allá de la distancia de un brazo, no subas cubos de pintura muy pesados a la escalera ni tengas ocupadas las dos manos en ningún momento.

Verifica que tengas todos los accesorios de pintura necesarios para la labor y los materiales para evitar postergar o dejar el trabajo a la mitad.